Recuperar mi matrimonio

En este Post quiero darte unos consejos sensacionales que van a ayudarte a recuperar tu matrimonio.

El matrimonio no es algo sencillo, es algo en lo que se debe trabajar cada día. Si bien al comienzo cada pareja se prometió amarse y honrarse, al pasar el tiempo, las peleas, la ira y el resentimiento, todo parece olvidarse y la separación parece ser la única opción.

Sin embargo, si a pesar de analizarlo sientes que debes y quieres seguir peleando por recuperar lo que tenían, puedes lograrlo.

Recuperar mi matrimonio

Consejos para recuperar un matrimonio al borde del divorcio

Potentes tips para recuperar tu matrimonio.

Identificar el problema

Cuando el matrimonio parece no funcionar, es útil ser específico y decir concretamente lo que queremos y lo que sentimos. Los términos generales no funcionan para identificar realmente el problema. Es fundamental que ambos se sienten a identificar lo que está causando el malestar para poder trabajar en el asunto.

Sean problemas de comunicación, confianza o intimidad, es clave ser claro con el otro y decir exactamente qué cosas le causan molestia.

Evita culpar a alguien

Cuando identifiquen el problema, es muy probable que sientas la necesidad de culparlo tanto a él como a ti misma por lo que sucede. Pero debes evitar que eso pase: evita culpar a alguien, cambia la dinámica y el comportamiento para poder trabajar sobre el problema sin generar una pelea o resentimiento.

Reconoce y acepta lo que debes cambiar

Es muy probable que luego de hablar ambos tengan actitudes que deban cambiar. Y eso es algo que deben hacer de manera individual. Si bien es sencillo identificar lo que está mal en el otro, puede ser difícil el aceptar que uno está haciendo las cosas mal.

Pero es fundamental aceptar lo que siente el otro sin discutir y considerar la forma en la que puedes cambiar para tener una relación saludable.

Crea un plan de acción

Entender lo que siente el otro y expresar lo que nosotros sentimos nos ayuda a indentificar bien lo que está sucediendo. Sin embargo, luego de eso es importante crear un plan que les permita mejorar y resolver los problemas.

Para eso, y si tu esposo está dispuesto a trabajar juntos, lo ideal es que traten de ponerse de acuerdo en las diferentes maneras en la que pueden modificar los puntos débiles de la relación.

Asegúrense de establecer un plan específico, y eviten culparse entre ustedes, ya que deben trabajar en equipo para poder mejorar. Intenten ver diferentes formas de resolver los problemas, evitar palabras que generen peleas y siempre respetarse y no cruzar límites.

Identifiquen lo que sí funciona

De la misma forma que identifican lo malo, también deben hacerlo con lo bueno. Celebrar las buenas cosas que tiene el matrimonio los va a ayudar a sentirse más unidos y con más ganas de mejorar la relación y de seguir juntos.

Cuéntale a tu pareja las cosas que te gustan de él y viceversa para sentirse apreciados y tener más razones para defender lo que tienen juntos.

Deja un comentario